jueves, 28 de abril de 2011

EL CAMINO HACIA EL FORTALECIMIENTO

LOS DONES DEL CORAZÓN. CUARTO CHAKRA

Un hombre que asistió a uno de mis seminarios me llevó aparte para explicarme la historia de su divorcio. Fue algo que nunca olvidaré. Aquel hombre me explicó que su ex mujer encontraba imposible vivir con la compasión que él sentía por los demás. Como me contó: “ Mi ex mujer considera que la gente debe cuidar de sí misma. Yo siempre he creído que la gente deber preocuparse por los demás. Siempre discutíamos cuando yo quería hacer regalos de Navidad a otras familias o donar dinero, y no era porque no tuviéramos suficiente para nosotros.
Aunque hubiéramos sido millonarios, mi deseo de ayudar a otras personas le habría seguido preocupando. Simplemente , no estaba preparada para preocuparse por nadie ni nada que no fuera ella misma, y fue mejor para los dos que tomáramos caminos diferentes.”
A la ex mujer de aquel hombre no le gustaba el amor desinteresado ni el gran corazón de su marido. Le asustaba tanto la vida en general y estaba tan dominada por el mito de que no hay suficiente para todos y tan aterrada por sus propias vulnerabilidades que mantenía prácticamente a todo el mundo a más de un brazo de distancia para que nadie pudiera romper su frágil muralla emocional.
El amor es sencillo, pero no es fácil.
Una idea equivocada bastante extendida sobre el amor es que, para poder tenerlo, necesitamos a otra persona en quien volcarlo: necesitamos una diana, un objeto, un receptor. Pero los maestros espirituales de las religiones de todo el mundo nos enseñan que es posible sencillamente aprender a amar sin un motivo, sin una persona. Jesús dijo; “ Si amáis a aquellos que os aman, ¿qué recompensa obtendréis? ¿Acaso hasta los cobradores de impuestos no hacen los mismo?.....Por eso no debéis poner ningún límite a vuestro amor, del mismo modo que vuestro Padre celestial no pone ningún límite a su amor” (Mateo 5:43-48).
Y un maestro espiritual más contemporáneo, Antoine de Saint-Exupéry, el autor de El Principito señala: “ El amor no es pensar, sino ser”.

“Donde impera el amor, no hay voluntad de poder; y donde predomina el poder, falta el amor. Uno es la sombra del otro.” Carl Jung.

La intuición del corazón- el amor- es una fuerza más poderosa que la intuición para la supervivencia, la fuerza de los primeros tres chakras. En este cuarto nivel, dejamos el plano físico para adentrarnos en el espiritual. Este cuarto centro energético nos arrastra a las profundidades del sentimiento, y no sólo me refiero a los sentimientos personales por las personas –la familia, los amigos o los compañeros de trabajo – que ya forman parte de nuestra vida. El amor, después de todo, influye en todas las cosas, y expande nuestra capacidad de intuir las vulnerabilidades y necesidades de otras personas y estar abiertos a ayudarles.
El amor a la humanidad es una fuerza motivadora central que permite soportar meses o incluso años de compromiso. Y esta misma fuerza sagrada atrae hacia nosotros a aquellas personas que son capaces de ofrecernos ese tipo de ayuda.
De todos modos, incluso cuando podemos penetrar en el núcleo de las necesidades de otra persona, no todos estamos dispuestos o somos capaces de ayudarle. Mucha gente no puede dar mas que una asistencia básica de tipo material – alimento, un techo, dinero- propia de la generosidad del primer chakra. Este tipo de generosidad es vital, puesto que el hambre aprisiona al cuerpo y al espíritu y limita la libertad del alma.
Pero madurar espiritualmente significa desarrollar la conciencia y el poder de ir más allá de esa zona de ayuda material – de las acciones impersonales, aunque vitales, de donar bienes – a actos de fortalecimiento espiritual.
Michael W. escribe:” Una tarde, estaba paseando por la avenida Van Ness de San Francisco entre la habitual variedad de transeúntes: jóvenes parejas cogidas de la mano, algunas personas mayores, bien solas o en parejas, y, por supuesto, los mendigo y los “sin techo”.
Me dirigía a un restaurante de moda para cenar. Cuando me estaba acercando a la esquina más próxima a la entrada del restaurante, vi a dos mendigos. Uno era de mediana edad y estaba sentado en la acera con la espalda apoyada en un buzón. Iba muy sucio. Su cara, su pelo negro y gris y su barba estaban cubiertos de suciedad y sudor seco. Sus ropas eran viejas y estaban oscurecidas por la mugre. Bajo las frondosas dejas, sus ojos estaban vidriosos y su mirada desenfocada, como si su mente estuviera en otra parte. Por su forma de hablar – balbuceante e incoherente- supuse que estaba en otro mundo o que tal vez era esquizofrénico, pues su mirada y sus balbuceos me recordaban a los de los pacientes que había visto en un hospital psiquiátrico estatal en el que trabajé.
“ Delante de la entrada del restaurante había un anciano también vestido con harapos, aunque no estaba tan sucio y parecía tranquilo y coherente. Sabía dónde estaba y qué estaba haciendo exactamente. Cuando me acercaba a la entrada del restaurante, una joven y atractiva pareja salía de él. Los dos eran guapos y vestían bien, parecían felices, inteligentes y ricos. La mujer , joven y hermosa, llevaba una caja de porexpán blanca con comida para llevar. El más anciano de los dos mendigos se les acercó y les dijo: “¿Dinero para comer?” En aquel instante, yo pasé rápidamente por su lado, evitando al mendigo. Seguidamente, la joven alargó la caja al anciano, quien la cogió inmediatamente y le dijo con simpatía: “¡Gracias, muchas gracias, Dios la bendiga!”. Me giré para mirar porque lo que yo había esperado no era un ofrecimiento y una aceptación de comida. El anciano sonrió a la pareja y se dirigió hacia el buzón, donde estaba sentado el otro mendigo. Abrió la caja: había media ración de comida con un cuchillo y un tenedor de plástico. Utilizó el cuchillo para cortar la tapa de la caja; después la colocó con cuidado sobre el buzón, donde también colocó el tenedor.
Después se encorvó hacia el otro mendigo y sostuvo la comida delante de él. Con mucha delicadeza, le dijo: “Eh, hermano, aquí tienes algo para comer”.
El hombre de mediana edad lo miró confuso. Parecía ser sólo vagamente consciente de que alguien le estaba hablando. El anciano le volvió a hablar, con suma amabilidad: “Venga, hermano, aquí tienes algo para comer”. Desde muy lejos, aquel hombre empezó a volver muy lentamente. Sus ojos empezaron a enfocar parcialmente. Parecía confuso mientras olfateaba la comida que tenía delante. Lentamente , volvió a este mundo y logró entender que alguien le estaba ofreciendo comida. El anciano esperó pacientemente. Por último, cuando el otro hombre, parecía haber comprendido, el anciano le volvió a repetir: “Venga, hermano, come algo”. Impertérrito, el hombre de mediana edad cogió la comida y murmuró:”Gracias”, encontró el tenedor y empezó a comer despacio. El anciano cogió la otra mitad de la comida, se sentó al lado del otro hombre y se pusieron a comer los dos juntos.”

La compasión y el respeto que mostró el mendigo de más edad por una persona que estaba peor que él fueron exquisitos. Si nos diéramos cuenta de que otra persona está muriéndose de hambre por una ración de dignidad, ¿seríamos capaces de alejarnos sin hacer nada? Si nuestro entramado espiritual funcionara como es debido, la respuesta debería ser: “ No, por supuesto que no.”
No estoy sugiriendo que eso signifique que debamos llenarle la despensa y los bolsillos a ese hombre, sino que nuestra capacidad para penetrar en el nucleo de sus necesidades y de sentir que su hambre también es espiritual nos llevaría a hacer algo.
La carta de arrepentimiento de Michael revela el conflicto interno que se crea cuando el corazón no ignora los miedos procedentes del instinto de supervivencia. El autor sabía desde el principio que su corazón no establecería una conexión emocional con aquellos dos mendigos. Pero la conexión emocional que sí se estableció entre aquellos dos hombres, sin duda dejó una marca en su conciencia, o no se habría tomado la molestia de escribir la carta. Si Michael se hubiera parado en la entrada del restaurante y hubiera respondido a la petición del mendigo con compasión y sin miedo, esa muestra de respeto habría sido un supremo acto de servicio. La comida dada con dignidad alimenta tanto el cuerpo como el espíritu.
Michael se encuentra en un punto de inflexión, o en un punto de ruptura a partir del cual puede hacer grandes progresos. Está bailando alrededor de su cuarto chakra e intentando mitigar su culpa al escribir una carta donde la admite, lo que es un buen ejercicio… por una vez.


(Extraido del libro"El poder invisible en accion")

15 comentarios:

  1. ESTIMADOS AMIGOS:
    Solicito mi avatar y mi conversion esotérica del Dios Vishnú porque tengo mi conversion del Dios Brahma por mi conversion del Dios Siva y del Dios Buda completos.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Estudiante de la esoteria.

    ResponderEliminar
  2. Hola estimado Jorge . Veo que nos envías constantes mensajes. No tenemos manera de devolverte la contestación en forma directa ya que no tienes un perfil en google y esa seria la única manera de hacerlo.Espero que leas este mensaje. lamentablemente nosotros no tenemos el poder de darte lo que solicitas. Somos simplemente facilitadores de conocimiento. Espero que encuentres lo que buscas. Con mucho respeto me despido de ti y te deseo lo mejor. Un abrazo y paz

    ResponderEliminar
  3. ESTIMADOS AMIGOS:
    Solicito mi supraconsciente del Dios hindú Vishnú sobre mi paranoia sexual en el samsara del tal y en el samsara nirvana.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  4. ESTIMADOS AMIGOS:
    Solicito a mi pranayama del kriya yoga.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  5. ESTIMADOS AMIGOS:
    Solicito mi omnisciente del Dios hindú Siva sobre mi paranoia sexual en el samsara del tal y en el samsara nirvana.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  6. ESTIMADOS AMIGOS:
    Solicito mi kriya yoga del Dios hindú Siva y del Dios hindú Vishnú sobre mi paranoia sexual en el samsara de los tales y en el samsara nirvana.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  7. ESTIMADOS AMIGOS:
    Solicito a mi omnipotencia y a mi preciencia del Dios hindú Vrindavan Stuti sobre mi apología en el samsara del tal y en el samsara nirvana como tambien solicito a mi omnisapiencia del Dios hindú Krishna sobre mi apología y sobre mi paranoia sexual en el samsara del tal y en el samsara nirvana.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  8. ESTIMADOS AMIGOS:
    Solicito mi omnipresencia del Dios hindú Buda sobre mi paranoia sexual y sobre mi apología en el samsara del tal y en el samsara nirvana. Les prevengo de inminentes impostores del blog.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  9. ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito una investigacion hindú de las regiones de Guatemala que me creyeron prevaricador (payaso macabro que zarandea angustiosamente a la gente) y de las regiones de Guatemala que me creyeron un hostigador sexual pretencioso porque mis delatores surrealistas del vórtice virtual me resarcieron con un linchamiento sexual popular pero por mi parafilia voyeurista no alcanzaron perpetrarme cuando me creían prevaricador con mi secuela de calumniarme de hostigador sexual en otras regiones por mi obsesion culminante de las primeras regiones que me resarcieron de prevaricador. El linchamiento sexual popular es una necrofilia consistente en ventosearme al semblante con bates de base ball para perpetrarme pero lamentablemente es masturbatorio para las adversarias.
    Las regiones de mi país Guatemala de la América Central que me creyeron prevaricador son:

    Valle Dorado zona 8 del municipio de Mixco del departamento de Guatemala, Jocotenanago de Antigua Guatemala del departamento de Sacatepéquez, Colonia Justo Rufino Barrios de la zona 21 de la ciudad capital de Guatemala, municipio de Amatitlán del departamento de Guatemala y San Lucas Sacatepéquez del departamento de Sacatepéquez.

    Las regiones de mi país Guatemala de la América Central que me creyeron hostigador sexual son:

    colonia Centroamérica y colonia Tikal 2, ambas de la zona 7 de la ciudad capital de Guatemala.

    SACRILEGIO:
    Especularme virtual por adjudicarme de mi prefecto parafílico por mis suspicaces por dimitirme apologal de resarcirme denigrante con la necrofilia voyeurista por mis corresponsales polares de mi paradoja esotérica por transicionarme interactivo de disuadirme sugestivo por perplejarme fiasco de cohibirme hostil.

    MASOQUISMO:
    Peerme abnegado de saturarme semblante por la eminente densidad de los simétricos pantalones de las secuaces de mi provisional lubricacion indumentaria por mi rudimentaria investidura transversal a mi oblicua friccion con un harapo por zarandearme extasiante por un prominente bate por convalecerme fidedigno de preservarme casto.

    ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito el resarcimiento afable de los violadores sexuales con ventosearlos al semblante con densos pantalones agudos para masturbarlos castos de las violaciones sexuales por medio de las cínicas pretenciosas que los zarandeen extasiante con prominentes bates para preservarlos fidedignos porque los tales se arrepintieron de los ultrajes sexuales con los linchamientos sexuales de las mujeres por las cuales requieren de una regeneracion sexual y de un consuelo masturbatorio. Los demás delincuentes se regeneraron del delito porque los restauré con la organizacion de las naciones unidas y con la organizaacion de los estados americanos por medio de mi email denominado TRILOGIA de la organizacion de las naciones unidas en el sitio UN.ORG/ES porque el tal demuestra el origen del delincuente y de sus antecedentes para evitarlos que se susciten en nuestra sociedad como es el caso del violador sexual que se genera por culpa del rechazo unánime de las secuaces del cortejo de los tales como tambien del violador de infantes que se genera por el maltrato pediátrico de sus padres cuando los tales son niños. Tales antecedentes sexuales los consulté a un violador de infantes que me violó sexualmente cuando era yo un niño pero lo perdoné porque el tal fue liviano conmigo. Su nombres es WALTER PINTO MONTERROSO de la 12 calle "A" y 32 avenida de la colonia JUSTO RUFINO BARRIOS de la zona 21 de la ciudad capital de Guatemala.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central y Lider universal de la mara linchadora antibreak que solicité por internet a un blog pertinente.

    ResponderEliminar
  10. ESTIMADOS AMIGOS:
    Solicito mi reinvindicacion de mis solicitudes distorsionadas por mis impostores.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  11. ESTIMADOS AMIGOS:
    Solicito mi omnibenevolencia del Dios hindú Surya sobre mi paranoia sexual y sobre mi apología en el samsara del tal y en el samsara nirvana.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  12. ESTIMADOS AMIGOS:
    Solicito a mi prodigio del Dios hindú Jorge el adquirido de la meditacion ocultista en el año promedio 2,002 como tambien solicito a mi parasicología del Dios hindú Indra y a mi esoteria del Dios hindú Brahma como tambien a mi hipnosis del Dios hindú Manú y al moksa del Dios hindú Ganesha.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  13. ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito en mi mente y en mi memoria a mi Omnipresencia y a mi Omnisciencia como tambien a mi Omnipotencia y a mi Omnisapiencia que incluye a mi Omnibenevolencia.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  14. ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito a las bandas de secuestradores una tregua por mi altruismo con la paz del mundo porque los tales defienden a mis calumniadores para dividir al pueblo de Guatemala en mi contra debido a que soy la encarnacion divina de los Dioses mayas como tambien de los Dioses paganos y cristianos del mundo y de los extraterrestres del cosmos. La religion es la clave de la union popular y hasta delictiva de las organizaciones criminales que yo asumo por omision porque soy la encarnacion divina de la mayoría de los Dioses del mundo aborigen. Solicito de que comuniquen sobre mi altruismo a la organizacion mundial de las bandas de secuestradores para que realicen una supervision previal de mi liderazgo mundial de mis clanes aborigenes como tambien de los delincuentes (narcos y mareros) que ministro. Deseo incluirme como miembro secuestrador del grupo G 400 y del grupo 11 de MARTHA COLMENARES como tambien solicito ordenarme como ministro de MARTHA COLMENARES sobre el grupo 11 y sobre el grupo G 400. Lamentablemente mis secuestradores fueron negligentes conmigo al plagiarme emotivamente, que por los tales, tuve que concederme el caso judicial Vinicio quien defiende a los clanes aborigenes del mundo y la paz mundial de los países bélicos de la tercera guerra mundial como tambien de la delincuencia con el fin de indultar a los casos judiciales Colmenares, Siekavizza, Rosenberg y Musa por mi causa (perdonan a los plagiarios de tales casos por mi caso judicial de paz mundial). Los correos electrónicos de mis secuestradores locales son: preescolarpimpollitos@gmail.com; col.alegriainfantil@gmail.com; asociaciondevecinosderesidencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; sector5losclavelesresidencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; sector4lasrosasresidencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; sectorlasmargaritasresidencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; sector4lostulipanesresidencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; sector6lostulipanes2residencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; loschompiras@bandasdesecuestradoresguatemala@gmail.com; bandasdesecuestradoresguatemala@gmail.com.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  15. ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito a las bandas de secuestradores una tregua por mi altruismo con la paz del mundo porque los tales defienden a mis calumniadores para dividir al pueblo de Guatemala en mi contra debido a que soy la encarnacion divina de los Dioses mayas como tambien de los Dioses paganos y cristianos del mundo y de los extraterrestres del cosmos. La religion es la clave de la union popular y hasta delictiva de las organizaciones criminales que yo asumo por omision porque soy la encarnacion divina de la mayoría de los Dioses del mundo aborigen. Solicito de que comuniquen sobre mi altruismo a la organizacion mundial de las bandas de secuestradores para que realicen una supervision previal de mi liderazgo mundial de mis clanes aborigenes como tambien de los delincuentes (narcos y mareros) que ministro. Deseo incluirme como miembro secuestrador del grupo G 400 y del grupo 11 de MARTHA COLMENARES como tambien solicito ordenarme como ministro de MARTHA COLMENARES sobre el grupo 11 y sobre el grupo G 400. Lamentablemente mis secuestradores fueron negligentes conmigo al plagiarme emotivamente, que por los tales, tuve que concederme el caso judicial Vinicio quien defiende a los clanes aborigenes del mundo y la paz mundial de los países bélicos de la tercera guerra mundial como tambien de la delincuencia con el fin de indultar a los casos judiciales Colmenares, Siekavizza, Rosenberg y Musa por mi causa (perdonan a los plagiarios de tales casos por mi caso judicial de paz mundial). Los correos electrónicos de mis secuestradores locales son: preescolarpimpollitos@gmail.com; col.alegriainfantil@gmail.com; asociaciondevecinosderesidencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; sector5losclavelesresidencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; sector4lasrosasresidencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; sectorlasmargaritasresidencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; sector4lostulipanesresidencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; sector6lostulipanes2residencialessanjosepinulaguatemala@gmail.com; loschompiras@bandasdesecuestradoresguatemala@gmail.com; bandasdesecuestradoresguatemala@gmail.com.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar